La teoría sobre el amor de Wilfrido Vargas

  • Para el merenguero, el amor debería ser la estructura general de la interacción humana
Santo Domingo
13/02/2020, 10:33 PM

¡Feliz San Valentín! La inspiración de la conmemoración del amor entre parejas, visto desde la perspectiva de los sentimientos; inicialmente como una fiesta religiosa que ha ido evolucionando con el paso de los tiempos y ha llegado hasta la actualidad para representar una festividad comercial, está lista para celebrar el amor y el cariño, sin importar la inclinación sexual.

Relata la leyenda, que San Valentín fue capturado por los soldados del gobernador del imperio Romano Claudio II, esto con el fin de ejecutarlo por realizar votos matrimoniales a los soldados con sus damas, estando prohibido el cristianismo; fue así, que al estar encarcelado conoció a la hija del juez de la prisión, quien padecía de ceguera, por lo que elevó sus oraciones para que ella pudiese ver. Dice la leyenda que mientras lo trasladaban a la plaza pública para su ejecución, le entregó un papel a ella, quien se presume era su enamorada y que ella, en ese momento logró ver por primera vez y pudo leer qué la nota decía, “Tu Valentín”; esto sirvió otrora, para conmemorar a partir del 14 de febrero del año 494 oficialmente por parte de la iglesia Católica, la fiesta en honor al santo amor, hasta el año 1969 cuando fue retirada del calendario litúrgico.

Para nosotros es un momento para expresar la magia latente del amor, como artífice de cualquier obra maestra, bien es dicho que todo debe hacerse desde el amor y para el amor, el mundo debería plagarse con su alevosía, desde los claros ejemplos del reino animal, como el pingüino emperador, que es catalogado como el ave del romanticismo por su monogamia y por tener un particular ritual para enamorar a su pareja.

De un ejemplo simple parte la forma en que se podría ver en esencia el amor, desde mantener una relación intensa y desaforada, hasta llegar a la vejez con la persona que algunos llaman, el “alma gemela”, esa es la sustancia que le da sentido a la vida, sin amor no hay magia, no hay bondad, no hay respeto, no existe ningún valor ético o moral para ningún aspecto de ese largo camino.

El amor debería ser la estructura general de la interacción humana, deberíamos entender el amor desde su centro mismo, porque un amor puro, está listo para compartir con el otro hasta el punto de profanar el pudor. Así como también, lo debe estar para dejar ir en un suspiro esas vivencias, si de eso depende la felicidad de los implicados. Si yo te veo feliz lejos de mi, y tu amor es natural y completo, te amo tanto que verte volar alto me llena de felicidad, ese es el motor de mi sentir y soy elocuente con lo que significa amar.

El amor está bien representado en sus tonos y colores al existir la multiculturalidad de géneros, no importa la raza, la etnia, el color o el sexo. No importa la posición social o la nacionalidad. El amor tumba fronteras, nos hace humanos, nos llena de gozo y aunque debemos culpar a la dopamina y la oxitocina de hacernos enloquecer, debemos sentirnos extasiados de enloquecer por una causa tan magnánima como lo es el amor.

Es un sentimiento que no se negocia, es una balanza de equilibrio que promulgan todas las culturas, ya que en nombre del amor se hace de todo, el amor es el pretexto de la vida, es protección en la forma en que se represente, en la amistad, la buena voluntad, o los buenos deseos para el igual.

Fomentemos esa noción para que en algún futuro, sea el amor que rija los hombres, los gobiernos, las culturas y todo lo que exista en este mundo a través de las eras.

Así que sin más tonalidades, porque del amor son infinitas... ¡Un enamorado y caluroso día de San Valentín!

El amor puede hacerte volar como una gaviota o carcomerte como el Comején, aquí me deleito viendo a mis dos amores, Briana y Alina Vargas.

Comentar/Ver Comentarios