Y el drenaje en la capital, ¿pa’cuándo?


Si los problemas tuvieran derecho a opinar, de seguro que abogarían por un orden de prioridades diferente al oficialmente establecido.

Las aguas acumuladas en distintos puntos de la capital cuando llueve mucho pedirían que en la agenda del gobierno se incluya drenaje.

Una vieja aspiración de la ciudad y de sus moradores, aun cuando mucha de la culpa de la situación la tienen quienes de manera desaprensiva tiran basura a las vías. Una deficiencia que después de muchos años y padecimiento reiterado nadie se atreve a reclamar de la administración local, pues esta se descarga a sí misma de responsabilidad sin que medie tribunal. Tiene que ser obligación del gobierno central.

Cuando uno lee los altos presupuestos de la nación y el tanto dinero que aparece por aquí o por allá para remediar dificultades que no son las más apremiantes, tiene que preguntarse por qué la solución del drenaje no se coloca alante alante.

En los campos dicen que solo se recuerda a Santa Bárbara cuando llueve, y eso será en los campos, pues en la capital solo se recuerda la falta de drenaje. ¡Hasta cuándo, oh Dios!

Comentar/Ver Comentarios

  Continúa Leyendo




Powered by