¿Primarias abiertas o desarrollo?


La Junta Central Electoral ha informado que organizar unas primarias abiertas y simultáneas costaría más de RD$5,600 millones de pesos.

Uno de nuestros políticos que no sabe administrar diría que “la democracia es cara”, para justificar lo injustificable.

Unas elecciones son necesarias en la medida en que producen legitimidad democrática a las autoridades que regirán el país por el período constitucional y no necesariamente tienen que costar lo que se invierte en nuestro país y es todavía más difícil justificar un gasto de ese tipo para unas elecciones primarias simultáneas que se harían para resolver el problema de uno solo de los partidos del sistema, no del conjunto, y a despecho de que la mayoría de los partidos desea otro tipo de solución al proceso de selección de sus candidatos.

Varios argumentos se oponen a las primarias abiertas:

1. En el caso del 2020, expondría al país a cuatro elecciones generales si hubiera segunda vuelta, en un plazo de ocho meses. Es un año de paralización de las actividades y de sobresaltos con el ruido electoral.

2. No garantizarían que la crisis que vive el partido de Gobierno se resolvería porque si las cosas no salen como planificaron los candidatos, el resultado podría ser otra crisis.

3. Con tantas necesidades en el país, despilfarrar casi 6 mil millones de pesos en esa aventura, no tiene perdón de Dios. Con 5,600 millones de pesos se podrían construir 1,800 aulas escolares, o 40 hospitales y ni hablar de viviendas para pobres o puentes y carreteras.

Nuestros políticos tienen que volver a la sensatez o la sociedad tiene que llevarlos a ella.

atejada@diariolibre.com

Comentar/Ver Comentarios



Powered by