República Dominicana estaría libre de trabajo infantil para el año 2030

1/1

Actividad por el “Día Mundial contra el Trabajo Infantil”. ( Luis Gómez)

SANTO DOMINGO. Las autoridades dominicanas se aprestan a realizar otra encuesta para determinar la cantidad de niños, niñas y adolescentes que están siendo explotados en materia laboral en el país, según la viceministra de Trabajo Gladys Sofía Azcona de la Cruz, quien indicó que para el 2030 la República Dominicana estará libre de trabajo infantil.

“Queremos resaltar que como país hemos trabajado fuertemente para reducir el trabajo infantil. La última encuesta que hizo el Banco Central 2014-2015, que solo tiene una pregunta sobre el trabajo infantil, dice que con todas las políticas públicas que se han aplicado, el país ha rebajado un 12.8% el trabajo infantil desde que se aplicó la encuesta ENTI 2000, y hoy podemos decir que al 2030 nuestro país, con la gracia de Dios y la aplicación de las políticas públicas, estará libre de trabajo infantil”, expresó la funcionaria.

Explicó que en el 2000, el país tenía 436,000 niños, niñas y adolescentes, según la encuesta ENTI 2000 y en el 2009-2010 hicieron una medición que reflejó “que, para una población de alrededor de 10 millones de habitantes, nosotros habíamos reducido el 12 % y eso equivale a 132,000 niños, niñas y adolescentes retirados del trabajo infantil fruto de las políticas públicas que se han implementado desde el Ministerio de Trabajo”.

Ayer representantes de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD) y la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC) entregaron un documento al Consejo Nacional para la Niñez y Adolescencia (CONANI) un documento, en el que exigen una participación más activa en las soluciones de la problemática de la niñez y los adolescentes.

“Estamos planteando a CONANI que amerita mucha más atención la situación de los niños en las calles, que es necesario hacer una campaña de educación en los barrios porque hay mucho abuso y la mayoría de los abusos están en el entorno familiar; tenemos el problema de las estancias infantiles, que estamos demandando que sea aumentado el número; hemos estado demandando que se modifique la ley con relación a la edad mínima, que en nuestro país está establecido que son 14 años, estamos pidiendo que se aumente a 16 porque a los 16 años el adolescente puede ser un aprendiz, hemos estado demandando por años que esta situación se resuelva”, expresó Isabel Tejada, delegada de la CNUS.

En cuanto a la región, la Oficina Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó durante el Día Mundial contra el Trabajo Infantil (12 de junio de cada año), que la caída más importante en el trabajo infantil peligroso a nivel global se dio en América Latina y el Caribe, que fue la mayor del mundo, seguida de Asia y el Pacífico. El tercer declive más importante se produjo en África Subsahariana.

El documento de la FAO indica que en América Latina y el Caribe no sólo se redujeron las formas más peligrosas de trabajo infantil, sino el trabajo infantil como un todo.

Según las últimas cifras de la OIT, el porcentaje de niños y niñas entre los 5 y los 17 años que trabaja se redujo de 8.8 % en 2012 a 7.3% en 2016, una caída de 1.5 %. El porcentaje de trabajo infantil en la región en 2016 era similar al de Asia y Pacífico con un 7.4 %, pero muy inferior al de África Subsahariana con 22.4 %. Esto significa que, si en 2012 más de 12,500 niños y niñas trabajaban en la región, para 2016 sólo lo hacían 10,461.

Según la FAO, la mitad de los niños que trabajan en América Latina y el Caribe lo hacen en la agricultura. A nivel global esa cifra es aun mayor: tres de cada cuatro niños y niñas que trabajan lo hacen en la agricultura, son 108 millones los que se dedican a la agricultura, la ganadería, la silvicultura o la acuicultura.

Asimismo, las últimas estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reflejan que se ha pasado de involucrar a 98 millones de niños en las actividades agrícolas en 2012 a un total de 108 millones en 2016, cifra que representa el 71 % de los 152 millones de menores que trabajan a escala mundial.

El especialista de la OIT Simon Steyne, explicó que se trata en su mayoría de un empleo “no remunerado” que comienzan a desempeñar los niños de entre 5 y 7 años de edad en las familias pobres, y que con el tiempo suele volverse “más peligroso”.

Comentar/Ver Comentarios

  Continúa Leyendo




Powered by