Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.
Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrar publicidad relacionada a sus intereses. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Acepto el uso de cookies Más información

La formidable lluvia de meteoros de las Perseidas

1/1

Meteoro de las Perseidas en 2017, desde Šibenik, Croacia. (Hrvoje Crnjak)

SANTO DOMINGO. Como cada año, desde mediados de julio y finales de agosto, la Tierra pasa por la trayectoria del cometa Swift-Tuttle, un cuerpo que ha dejado una estela de residuos que se desintegran al hacer contacto con la atmósfera de nuestro planeta, la cual es responsable de una de la más importantes lluvias de meteoros en el hemisferio norte.

Las Perseidas deben su nombre a la constelación de Perseus, ya que desde uno de sus extremos aparentan brotar los meteroros. Este radiante es muy fácil de ubicar en el cielo por econtrarse también próximo a la distintiva constelación, en forma de uve doble o eme, de Cassiopeia.

La constelación de Perseus se levanta pasadas las doce de la noche por el este-noreste durante estos días del año y alcanza su punto más elevado en el cielo cerca de las cinco y treinta de la madrugada.

El punto máximo de actividad de las Perseidas en este año será durante la noche del domingo 12 y la madrugada del lunes 13 de agosto, en los que se podrán apreciar entre 60 y 70 bólidos por hora, principalmente en las afueras de los núcleos urbanos, aunque antes o después de este pico se puede observar una cantidad considerable de meteoros.

En años anteriores la tasa ha alcanzado la impresionate cifra de 200 por hora, dicho de otra manera, entre dos y tres meteoros por minuto.

El radiante de la lluvia de las Perseidas estará, antes de la medianoche, a unos diez grados por encima de la línea del horizonte en las fechas de su mayor actividad y, a diferencia de años anteriores, la ausencia de la Luna (que se encuentra en fase menguante) favorece aun más la observación de esta formidable lluvia de meteoros.

Comentar/Ver Comentarios

  Continúa Leyendo




Powered by